Oficina Virtual Oficina virtual
Fútbol Profesional • 10 noviembre 2023

Puño apretado y tres puntos de oro

El Pincha venció 1-0 al Ferroviario con gol de Guido Carrillo y estiró el invicto a cuatro partidos sin conocer la derrota en la Copa de la Liga.
Compartir

Por la fecha 13 de la Copa de la Liga, Estudiantes le ganó 1-0 a Central Córdoba en el estadio Madre de Ciudades y sumó tres puntos vitales que lo dejan al borde de los playoff e incrementan sus chances por sacar un boleto a la Libertadores.

El clima sofocante en la provincia santiagueña hizo dificultoso el comienzo para el Pincha, aunque no resignó sus ganas de hacerse protagonista y dominar las acciones del juego. Zuqui y Rodríguez fueron los encargados de organizar la tenencia en el círculo central, Zapiola, Atum y Rollheiser cambiaron el ritmo en las inmediaciones del área y Carrillo aportó sus pivoteos para dejar compañeros de frente.

Sin embargo, fueron escasas las chances que el elenco albirrojo supo finalizar con lucidez. Zuqui sorprendió desde lejos y su remate pasó por encima del travesaño en la primera ocasión clara. Central Córdoba, por su parte, estuvo más preocupado por cortar circuitos y refugiarse en bloque, aunque intentó amenazar con pelotazos largos y centros laterales. En uno de ellos, Andújar le detuvo un cabezazo a Canto sin inconvenientes..

A los 35 minutos, Rollheiser envió un centro preciso al corazón del área y Carrillo hizo valer su formidable testazo para adelantar el Pincha. Sin dudas un gol merecido que reflejó en el marcador la superioridad territorial y posicional durante todo el primer tiempo.

Muñoz saltó al complemento en lugar de Atum, por lo que Estudiantes pasó a defender con cinco hombres y cedió la posesión. El Ferroviario fue a la carga por la vía aérea con mucha gente. Rangel cabeceó apenas desviado tras un córner desde el sector derecho y Godoy protagonizó un cierre salvador para evitar la igualdad. La lesión de Núñez obligó a Domínguez a reacomodar las fichas y el equipo sumó un volante extra con el debut del juvenil Amato.

Estando el conjunto santiagueño volcado en ataque, Méndez tuvo un mano a mano inmejorable pero definió al cuerpo de Mansilla en primera instancia y, luego, el arquero le achicó muy rápido para negarle definitivamente el grito. En un epílogo de resistencia absoluta del Pincha, despejando cada pelota que cayó desde los cielos, Rangel y Jourdan volvieron a paralizar los corazones albirrojos con resoluciones desviadas por centímetros.

Llegó el pitazo final. Estudiantes apretó el puño y abrazó un triunfazo que lo deja en puestos de Libertadores, a la espera de resultados ajenos. Los dirigidos por Domínguez finalizarán su participación en el certamen doméstico recibiendo a Lanús en UNO, en fecha a confirmar.

Socios protectores
Ver más novedades